Espacio de información y debate de la CGT
[PORTADA] :: Foros :: Inscribirse/Recibir novedades :: Redacción :: Contactar :: Hoja de Afiliación :: Seguir la vida del sitio RSS 2.0 :: Delegado
Secciones
+ artículos de...
Estás aquí: Portada > Noticias > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO?
¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO?
Creo que no, a no ser colaboraciones coyunturales en Admón. Pública
Martes 30 de septiembre de 2008, por Anarkirias de Tartessos
  

De vez en cuando se nos vuelve a suscitar la vieja pregunta, ya desde dentro de nuestras propias filas como desde el exterior. Si somos un sindicato de trabajadores por qué coño no admitimos la afiliación de una parte de trabajadores, aquellos que forman parte de la policía, el ejército u otras ramas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, sobre todo cuando, en nuestro caso, todos formamos parte del ámbito de lo Público.

Desde mi punto de vista, es decir, individual, parcial, particular, creo que es porque somos un sindicato anarcosindicalista, es decir, una de las formas del sindicalismo revolucionario y, por tanto, parte de la izquierda alternativa y transformadora, o sea, sindicato, sí, pero, también, algo más que un sindicato, ya que, al tener un proyecto social y político propio no tenemos porqué atenernos y, de hecho, no lo hacemos al plano estrictamente demarcado por las relaciones laborales, incidiendo en otros campos como el cultural, el social, el juvenil, inmigración, feminismo, movimiento okupa y otros muchos que sería interminable enumerar. De la C.G.T. y sus militantes nacen y se desarrollan innumerables iniciativas que van desde el ecologismo al movimiento vecinal, desde editoriales alternativas a grupos experimentales en proyectos de vida y sociedad. Y es desde esta perspectiva –que ninguno deberíamos perder- desde la que nace la incompatibilidad. Nada tengo en contra de compartir inquietudes, reivindicaciones y luchas comunes con sindicatos policiales en tanto que nos une ser trabajadores de lo público, pero de ahí a tenerlos como compañeros de organización hay todo un abismo.

Sé que llegado el hipotético y ansiado momento del hecho revolucionario, el policía y el soldado van a responder a la voz de sus amos: el capital y el estado. Y los voy a tener enfrente, como enemigos; no a mi lado, como compañeros. Porque esa es su obligación profesional (profesión escogida): la de defender el sistema, ese mismo sistema que , como miembro de una organización anticapitalista y antisistémica, yo combato.

Salud.

15 mensajes
  • ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 22 de diciembre de 2014 18:07
    Dices profesión elegida? Yo soy vigilante de seguridad y no creo que el tema laboral esté como para elegir trabajo, supongo que admitireis prostitutas en la CGT, ¿por que no las despreciais a ellas también por haber elegido tan indigno trabajo? vender tu cuerpo por dinero, habra algo más capitalista. Yo puedo ser vigilante o policía y elegir si oprimo a alguien o no y bajo esa máxima me rijo en mi trabajo, en el momento que me manden algo contrario a mis principios, que a mi no me lo mandan aunque si puede ser que me lo insinúen, pues pensare en dejarme el trabajo y estaré haciendo el panoli, ¿es que acaso no hemos tenido ninguno que agachar alguna vez la cabeza ante el jefe? Se trata de luchar para que eso no vuelva a pasar y vosotros quereís restar fuerza a la lucha con prejuicios de si eres punky eres de los nuestros y si te gusta la música clasica por ejemplo y vistes con ropa que no este rota no lo eres y no te queremos, así de bien le va al movimiento anarquista desde que se lo cargaron en la guerra. Cuestión ¿donde me puedo afiliar para defender mis derechos y de aquellos a los que no quiero oprimir en mi puesto de trabajo y que no sea UGT ni CCOO(sindicatos comprados por el capitalismo)?

    Responder este mensaje

  • > pues... no se / 7 de octubre de 2008 12:57 / por Cipri

    "Si nos pinchan, ¿no sangramos?, si nos hacen cosquillas, ¿no nos reímos?, si nos envenenan, ¿no nos morimos?, y si nos humillan, ¿no nos vengaremos?".

    El Mercader de Venecia (Shakespeare)

    Soy Policía Municipal. Afiliado a un “¿sindicato de clase?” (eso dicen ellos), más bien de “servicios” (diría yo) y ante la deriva sindical de dicha organización de un tiempo a esta parte he seguido muy atentamente la actividad de CGT a través de “Rojo y Negro”, de algunos números de la revista “Libre Pensamiento” (especialmente el número 48), de la lectura de diversos materiales sobre la crisis de CNT del 79 y del 82 y de cuanta documentación sobre el sindicato he podido encontrar en Internet y en las diversas web’s de CGT, rescatando, por último, algunas lecturas antiguas (“la historia del anarcosindicalismo” de Gómez Casas entre otras), llegando a la conclusión de que el lugar que ese “sindicato de clase” ocupaba en sus orígenes hoy lo ocupa CGT y, en consecuencia, tras un proceso de reflexión, decidí afiliarme a vuestro sindicato, consciente de su carácter anarcosindicalista (aunque discutido por muchos ¿no?, pero esto es otro tema).

    Al leer los Estatutos de la CGT, observé que el artículo 28 prohíbe expresamente la afiliación a los “miembros de las fuerzas de orden público.... ni de los cuerpos armados represivos”. Como quiera que el léxico empleado es arcaico y no se corresponde con las denominaciones usadas por los Cuerpos de Seguridad existentes hoy (y créeme el tema no es baladí, aunque me llama la atención tu uso correcto de la denominación Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en tu escrito, raro en personas no relacionadas con estos temas, ¿tú si lo estas?), os remití un e-mail a vuestra web consultando si a los policías municipales nos considerabais incursos en dicha prohibición y obtuve....... la callada por respuesta. Por analogía y ante el “silencio sindical” entendí efectivamente que no podía afiliarme. Tu escrito me lo confirma. Y hoy, al leerlo, quisiera hacer algunas consideraciones, sin por ello pretender abrir ningún debate ni criticar vuestra postura. Para ser sinceros, en el fondo, “casi” estoy de acuerdo. Posiblemente yo también estaría a favor de prohibir la afiliación de los policías en general. Pero el problema es que yo no soy partidario de juzgar a las personas por su pertenencia a un determinado colectivo, sea el que sea (rubios, bajos, panaderos, médicos, abogados o .... policías), ni por sus “palabras” (se las lleva el viento) sí no por sus actos. Como había llegado a la conclusión de afiliarme a la CGT y... no puedo, por mi condición de Policía Municipal, me voy a permitir realizar unas breves reflexiones a vuelapluma.

    De entrada el problema no es grave para vosotros. No creo que haya muchos policías (sean municipales, nacionales, autónomos o de la Guardia Civil) que quieran afiliarse a la CGT. Hay una realidad casi “genética” que sitúa a los componentes de los cuerpos de seguridad en un espectro político no precisamente cercano al anarcosindicalismo o al sindicalismo revolucionario (otra cosa es que alguien, algún día, en algún lugar, estudie seriamente cual es el proceso psicológico y social que convierte a un individuo de extracción social medio-baja, normalmente de bajo nivel de estudios, sin cualificación profesional, es decir, no apto para muchos empleos....... con igual o parecido salario, en un …. “policía” –¿no será que en el fondo todos llevamos un policía dentro de nosotros?, te sorprenderías de las cosas que se ven por ahí-). Por eso me extraña que se haya suscitado la pregunta ¿polis si o no?. ¿Realmente algún policía ha pedido afiliarse a la CGT? Me gustaría conocerlo (sería una prueba palpable de que personas “diferentes” las hay en todos los colectivos).

    En tu escrito citas una serie de incompatibilidades que justifican tu decisión: “Inmigración”, “Feminismo”, “Movimiento ocupa”, “Ecologismo”, “Movimiento vecinal”, “Grupos experimentales en proyectos de vida y sociedad”. Si bien soy de los que piensan que no puede escindirse lo privado de lo público, a efectos “pedagógicos” y de análisis me voy a permitir distinguir entre cuestiones que afectan al ámbito privado y las que afectan al ámbito público. Pero vayamos por partes:

    No veo ninguna incompatibilidad entre ejercer la función de policía municipal y mantener posturas favorables a la igualdad de la mujer, el ecologismo o la participación en los movimientos vecinales. Son aspectos de la vida en sociedad que no son incompatibles intrínsecamente con el ejercicio de la labor policial. Se puede ser policía y ser partidario de la igualdad de la mujer y luchar por una sociedad sostenible ecológicamente (o debemos hablar ya de “decrecimiento” sostenible). Es más, en cuanto a la actividad pública que se puede desarrollar en estos campos, en el caso de la Policía Municipal de Madrid, aun sin contar con grandes medios ni competencias en la materia, ni ser un “tema estrella” para nuestro Ayuntamiento, cuenta con una Unidad de Medio Ambiente y una Unidad de Atención y Protección a la Familia (que atiende casos de violencia de genero) desde las que se pueden hacer una importante labor, porque no todo consiste en ser “ecologista” o ser “feminista” de puertas adentro, además de educar también hay que denunciar las conductas contrarias al medio ambiente y a los derechos de la mujer (¿o no?). Siempre hay que tener muy presente, aunque suene metafísico, la diferencia entre lo que “es” y lo que “debería ser”. ¿Acaso un “docente” no puede ser más castrador que un policía?, ¿acaso no hay médicos que se niegan a practicar abortos o jueces que se niegan a casar a homosexuales? (no por ello vamos a prohibir la afiliación al colectivo de maestros o de médicos, ¿no?)

    En cuanto a los “proyectos alternativos de vida y de sociedad”, “Inmigración”, “movimiento okupa”.... he aquí la madre del cordero. Llegamos al centro del problema: la “seguridad ciudadana”. Es evidente, no seré yo quien lo niegue, que los cuerpos de seguridad, al igual que otros colectivos, son “mecanismos de control social”. Pero, ¿Quién decide lo que hay que controlar? ¿El pueblo soberano a través de las instituciones democráticas? (déjame que me ría un poco, si no se me van a saltar las lágrimas). Esta es harina para otro costal. El tema por sí sólo merecería otra discusión. Aquí sólo voy a realizar unas breves consideraciones (el escrito se está alargando demasiado).

    En el caso concreto de la Policía Municipal sus funciones han estado claramente delimitadas: ordenación y regulación del tráfico, ordenanzas municipales, protección del medio ambiente… Lo que ocurre es que hoy nuestro querido Ayuntamiento ya ha dado por perdido el problema del tráfico y asume que no tiene solución, de paso contrata a “agentes del Cuerpo de Movilidad” para hace el paripé, les paga la mitad del sueldo de un policía y dedica a estos a otros temas (la supuesta “seguridad ciudadana”). ¿Redondo no?. Nuestro querido Ayuntamiento regula y regula y regula (será por eso que la red 6000 es cada vez más extensa), por medio de ordenanzas y normas, los criterios que debe presidir la ¿convivencia ciudadana? y… “pasa” olímpicamente de lo demás (¿Qué no se cumplen?, que mas da).

    La Policía Municipal que yo he conocido (y aquí hay que reconocer el enorme esfuerzo que hicieron en su día los partidos de izquierda cuando llegaron a la alcaldía de Madrid. ¡¡Teníais que ver la altura intelectual y moral de los “profesores” de la Academia de Policía antes y durante la transición¡¡) era “otra” policía municipal distinta de la que se está creando actualmente. En mi formación académica como policía participaron personas como Andrés de Francisco (tuvimos que sufrir su sempiterno experimento sobre dinámica de grupos), Vanaclocha (profesor en la Carlos III), etc. todos cercanos a la órbita del PSOE, pero ¡joder” un viento de aire fresco frente a tanto “carca” y “guindilla”. Yo he patrullado los barrios a pie en contacto con los vecinos (apreciado por unos, odiado por otros me imagino) y me conocía perfectamente la problemática y las gentes de esos barrios. No íbamos pendiente de a quien golpear o avasallar, sino de conocer los problemas de la gente e intentar solucionarlos, con los medios a nuestro alcance (servicios sociales municipales, etc.). He vivido muy cerca el problema de la droga en los barrios en los años ochenta (¿alguien, en algún lugar, alguna vez, estudiará porqué en los momentos de repunte revolucionario de los trabajadores la droga circula tan alegre y barata como Pedro por su casa. De eso deben saber mucho en Asturias y el País Vasco, ¿no?) y otras cuestiones que no vienen al caso. Hoy, no se patrulla los barrios, no interesan los problemas de la gente… sólo interesa “vender” seguridad (ficticia) con fines electorales. Y se asumen competencias del Cuerpo Nacional de Policía que nunca han sido propias de la Policía Municipal y que aquélla está interesada en abandonar porque no dan buena “imagen” (y así se va a los desalojos de okupas, a la Cañada Real, se llevan a cabo campañas de vigilancia y control en Lavapiés, contra los mismos de siempre). Yo si me he creído aquello que dice la Constitución española de que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad tienen como misión “proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades” de los que, en definitiva, “me pagan” (que aunque tú no lo creas son los ciudadanos de a pie con sus impuestos). Y si a alguien hay que proteger es a los desposeídos (los realmente “robados” diría yo), a los maltratados, a los que pasan las fronteras para buscarse la ¿vida?… Sí ya sé, debo ser un iluso. Pero este es un ejemplo más de adonde nos ha llevado nuestra querida “transición” y el abandono por parte de los partidos de izquierda de sus “ideales”. Más neoliberalismo y por tanto más defensa de los ricos.

    Hablas en tu escrito de que no te importaría “compartir reivindicaciones y luchas comunes con sindicatos policiales”. ¡Joder¡ ¡Ahora el que no quiere afiliarse soy yo¡ ¡No te gustaría compartir afiliación en tu Sindicato con policías y sin embargo no te importaría que CGT fuera de la mano con sindicatos corporativos, “profesionales” (del timo de la estampita en sus diversas formas), que sólo defienden intereses particulares y de “gremio” (en el más amplio sentido de la palabra)¡ (Nota: en este sentido deberíais revisar vuestras alianzas de cara a las negociaciones del Convenio Colectivo del Ayuntamiento que se están llevando a cabo en la actualidad).

    Dices que el de Policía es una “profesión escogida” y que “el Policía y el soldado van a responder a la voz de sus amos: el capital y el estado”.

    ¿Profesión escogida? No sé si tú has elegido tu profesión. Yo ya paso de los cincuenta. A finales de los setenta y primeros años ochenta que accedí al mercado de trabajo no era tan fácil encontrar un puesto de trabajo “decente”. Trabajé para un “familiar” que me explotaba mañana y tarde (pero con cariño, ¡eh¡), hice de mulo de carga para una empresa de transporte de sol a sol, todo ello por una mísera retribución, al tiempo que me presentaba a todas las oposiciones que podía, ya que en realidad lo único que sabía hacer era “estudiar” y… escribir a máquina... pues carecía de oficio y beneficio (era el equivalente de la época a un informático actual, si bien mi “ordenador” era una Olivetti, pariente cercana del prototipo original, cuyo maletín era usado por mi madre como “maleta” y que a mi pobre padre le costó algún que otro sacrifico comprarme para que practicara y ganara “velocidad”). Y mira por donde, tras cientos de instancias en bancos, ayuntamientos... la primera oposición que aprobé fue la de “Policía Municipal”. Y mira por donde en mi familia no “sobraba” el dinero. Y mira por donde entré en la Policía Municipal “por necesidad”, mía y de mis padres. Y con la intención de estar un año, ganar la plaza de “funcionario” y marcharme a buscarme la vida. Y mira por donde mi vida se va complicando (como todas las vidas ¿no?): necesidad económica, familia, hijos, separación.... Y hasta aquí. Sí. En efecto. Profesión “escogida” (¿realmente crees que las personas “eligen su profesión”?. ¿Sí? ¿cuántos?). Pero a decir verdad lo que yo escogí (¿o me “escogieron”?) fue una vida esquizofrénica. De eso sí me hago responsable. Y ¿por qué no abandono esta profesión elegida que ya no es la mía? Porque la jubilación llama a mi puerta y mis hijos, mis deudas, mi hipoteca… mi esquizofrenia, también comen (¡¡este es el mejor sistema de integración inventado por el capitalismo¡¡). Y es que ¡¡¡Joder, yo no soy Cipriano Mera¡¡ (Me viene en estos momentos a la memoria la anécdota en la que Cipriano Mera, al salir de la cárcel tras el “alzamiento nacional”, en lugar de ir a ver a su familia, como le indicó el compañero que le liberó, se marchó al Sindicato), pero sí he tenido claro siempre lo que soy y de donde vengo: soy un hijo de obrero, criado en un hogar de clase obrera y me considero parte de la clase obrera, por ello durante mi ya larga vida laboral he militado en los dos sindicatos llamados “de clase” (cuando van a reconocer la realidad y se van a denominar sindicatos de “servicios”), cada vez más a la izquierda (¿o ellos cada vez más a la derecha). Por ello, sólo me queda intentar acabar mi “carrera profesional” sin ninguna enfermedad mental. Los medios de lucha y los fines han de ser otros a partir de ahora.

    Desde esta perspectiva –que ninguno deberíamos perder-, tampoco los que integramos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, como tú dices, es desde la que debemos y podemos dialogar y a lo mejor entendernos.

    Ahora que se celebra el 50 aniversario de Rudolf Rocker no está de más recordar que “la lucha contra toda tutela, contra todo dogma… de ideas… es para mí el contenido esencial del socialismo libertario” y de paso pedirte que no te dejes llevar por “dogmas” o “ideas preconcebidas”, cuando menos podrías llevarte alguna sorpresa.

    Para terminar sólo decirte una cosa. No sé si llegado el momento (¿para cuando?) estaré en un lado u otro de la barricada (yo no tengo una bola de cristal para leer el futuro, ni estoy tan seguro de cómo reaccionaré en una situación de crisis extrema con es un proceso revolucionario, ¿tú sí?, me alegro por ti), de hecho no se si llegaré a poder elegir el lado de la barricada antes de que un compañero “blade runner” me “retire” de la circulación o me de el “paseo”, pero si sé donde estoy hoy: no formo parte de los “imprescindibles” de los que hablaba Bertold Brecht (y cantaba Silvio Rodríguez), pero si creo que podría aportar mi “grano de arena” y si no es afiliado a la CGT será colaborando en la medida de mis posibilidades en aquellos actos, manifestaciones, Jornadas, etc. que organicéis.

    Responder este mensaje

    • > Eres una excepción. / 7 de octubre de 2008 20:36 / por Anarkirias de Tartesso

      Nadie mejor que tú conoce a tus propios compañeros y sabes que, genéricamente, sería un grave error para el anarcosindicalismo admitir su afiliación. Es decir, como tú mismo reconoces en varios de tus párrafos, sabes que eres una excepción. Por otro lado, sería estúpido y discriminatorio que organizaciones como la nuestra se dedicaran a realizar tests de personalidad antes de expedir nuestro carnet confederal, así que nos vemos obligados a tomar una decisión genérica.

      De todas formas, si en algo he podido ofenderte, te ruego me perdones. Nada tengo en tu contra como el "compañero Cipri" y espero que nunca se me cierre tanto la mente como para tenerlo en el futuro.

      Lamento lo puta que la historia ha sido contigo. No eres el único. Tomémoslo como una pedagogía, creo que ése es el unico sentido.

      Te reitero mis disculpas por haber herido tu sensibilidad. Nunca he deseado hacer daño.

      Y no, ahora no te plantees dejar de ser "guindilla".

      Salud y Gracias.

      Responder este mensaje

      • > > > > Eres una excepción. / 8 de octubre de 2008 08:39 / por cipri
        No te preocupes. No me has ofendido ni has herido mi sensibilidad. Simplemente has defendido tus postura y eso "es sagrado". De todas maneras como veo que la mayoría de los artículos de esta pagina web los escribes tú "me vengaré" dandote caña de vez en cuando. ¿ok? Salud Compañero (si me lo permites)

        Responder este mensaje

      • > > > Eres una excepción. / 15 de noviembre de 2008 11:42

        Que el anarco sindicalismo diga ahora que no acepta policias es tipico de un latente y erratico analisis que apuesta por echar el gancho una especie de clase obrera con excepciones (no militares, policias…etc.)

        En las filas del anarcosindicalismo ha habido muchísimos policias a lo largo de la historia revolcionaria de este pais, en especial en octubre del 34 y tras el levantamiento fascita del 18 de julio del 36 , como igualmente los hubo en el comunismo revolucionario y todos fueron revolucionarios y aportaron su esfuerzo transformador.

        yo que me considero marxista sin embargo creo que no puede haber comunismo sin moral libertaria, ni revolución en la que todos no seamos todos "semejantes" incluidos policias y militares como diria Seis Dedos en Casas Viejas donde aquella aldea del crimen fue masacrada no solo ppor fuerzas y cuerpos del orden sino por una república de estructuras burguesas y caciquiles, y tambien por errores de analisis de etapa de Garcia Oliver y otros.

        El problema del dogmatismo es que es ciego y sordo, y no se da cuenta de la existencia de las potencias transformadoras.

        En el ejercito rojo de Trotski no solo había policias y militares, había hasta generales del zarismo.

        Ninguna revolución social estará vedada a policias y militares, ni a nadie que que su deseo de libertad le desborde y tenga el goce de romper sus cadenas, es más vuestros estatutos serán superados por estos elementos por la izquierda ante vuestra sorpresa e incredulidad.

        Vosotros podeis afiliar o no a policias y militares, pero la libertad y el deseo de libertad y solidaridad es ontológico al ser humano y llegado el momento de trasnformaciones sociales vuestro carné de a CGT será un puro fetiche del pasado.

        Nadie goza con la alienación. Más pedagogia libertaria real,solidaría y entendiendo la etapa en la que estamos enla que todos estamos alienados ¡¡todos!! (me hace gracia leer en algún CSO y etc. algun comentario de "costras no" ¿quien es el poli?)

        salud

        Responder este mensaje

  • > > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 2 de octubre de 2008 19:08 / por FRAK
    Polis NO!!!!!!

    Responder este mensaje

    • > > > > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 14 de noviembre de 2008 18:12 / por sr. Gruta

      Que el anarco sindicalismo diga ahora que no acepta policias es tipico de un latente y erratico analisis que apuesta por echar el gancho una especie de clase obrera con excepciones (no militares, policias...etc.)

      En las filas del anarcosindicalismo ha habido muchísimos policias a lo largo de la historia revolcionaria de este pais, en especial en octubre del 34 y tras el levantamiento fascita del 18 de julio del 36 , como igualmente los hubo en el comunismo revolucionario y todos fueron revolucionarios y aportaron su esfuerzo transformador.

      yo que me considero marxista sin embargo creo que no puede haber comunismo sin moral libertaria, ni revolución en la que todos no seamos todos "semejantes" incluidos policias y militares como diria Seis Dedos en Casas Viejas donde aquella aldea del crimen fue masacrada no solo ppor fuerzas y cuerpos del orden sino por una república de estructuras burguesas y caciquiles, y tambien por errores de analisis de etapa de Garcia Oliver y otros.

      El problema del dogmatismo es que es ciego y sordo, y no se da cuenta de la existencia de las potencias transformadoras.

      En el ejercito rojo de Trotski no solo había policias y militares, había hasta generales del zarismo.

      Ninguna revolución social estará vedada a policias y militares, ni a nadie que que su deseo de libertad le desborde y tenga el goce de romper sus cadenas, es más vuestros estatutos serán superados por estos elementos por la izquierda ante vuestra sorpresa e incredulidad.

      Vosotros podeis afiliar o no a policias y militares, pero la libertad y el deseo de libertad y solidaridad es ontológico al ser humano y llegado el momento de trasnformaciones sociales vuestro carné de a CGT será un puro fetiche del pasado.

      Nadie goza con la alienación. Más pedagogia libertaria real,solidaría y entendiendo la etapa en la que estamos enla que todos estamos alienados ¡¡todos!! (me hace gracia leer en algún CSO y etc. algun comentario de "costras no" ¿quien es el poli?)

      salud

      Responder este mensaje

      • > > > > > > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 8 de mayo de 2009 14:27 / por Matute

        Polis sí. Creo que el no aceptar a polis como compañeros e iguales es una discriminación por la condición social que significa cualquier profesión.

        El Art. 14 de nuestra Constitución lo expresa claramente:

        Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

        Asimismo el Art 28 nos dice:

        Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La Ley( y no los sindicatos) podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección( es un derecho que no esta sujeto a la discreción de los sindicatos), así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.

        Además el Art. 7 Respecto de los sindicatos, nos habla del funcionamiento demócratico y del ejercicio de su actividad dentro del respeto a la Constitución:

        Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la Ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.

        Creo que en base a estos artículos hay una posible inconstitucionalidad de, al menos,parte del parrafo del Art. 28 de los Estatutos:

        "No podrán afiliarse a la C.G.T. los miembros de las fuerzas de orden público, ni del ejército profesional, ni de cuerpos armados represivos"

        Al menos en lo que se refiere a los miembros de las fuerzas de orden público,y si aceptamos esta denominación obsoleta, como sinonimo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que engloban entre otros cuerpos a las Policías Locales o Municipales, Autonómicas y Nacional, que no tienen un carácter militar y que si bien son armados no tienen por que ser represivos. Dado que una interpretación extricta del texto podría dar lugar a que no se pudieran afiliar por ejemplo los Guardas Forestales, vigilantes de seguridad privada, representates de joyería,recaudadores... y todo aquel trabajador que por su condición laboral porte o pueda portar un arma.

        Por otro lado, la existencia de cuerpo armados se justifica en todo caso en lo que se refiere al art. 104 de la C.E.:Artículo 104.1

        1. Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana.

        Con todo esto quiero decir que ya que estamos en un Estado Constitucional, deberíamos aceptar las normas de éste. Si bien el carácter anarcosindicalista de la CGT, se puede entender como contrario a la Constitución, y por ende al sistema. Si esa es la justificación deberían tambien renunciar no sólo a la afiliación de Polis, sino tambien a las subenciones, a las exenciones fiscales y a todas las prebendas que nuestro sistema otorga a los sindicatos.

        Creo en definitiva que la cuestión está mal planteada de inicio. Yo propongo ir mas al fondo y cambiar ese " Polis sí, Polis no" por un ¿ Constitución sí, constitución no? O " ¿Representamos a los discriminados o somos los discriminadores?"

        Responder este mensaje

    • > > > > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 29 de mayo de 2009 23:37 / por JUAN NADIE

      lOS POLIS QUE BUSQUEN UN SINDICALIMO DE CLASE Y REIVINDICATIVO TIENEN LAS COMISIONES OBRERAS CON LAS PUERTAS ABIERTAS. ES UN PURO SECTARISMO INFANTIL E IZQUIERDISTA NO ADMITIR A POLICÍAS EN CGT. UN POLICIA ES UN TRABAJDOR MÁS PUES ESTÁ SOMETIDO A LA LEY DEL SALARIO. SE ACABÓ ESTE DEBATE ESTERIL Y ARTIFICIAL. MILITAR EN CCOO, MIENTRAS CGT SIGUE EN ESE DEBATE PURO DE TÍPICA VANGUARDIA DE "CASTAS" Y DE DESORGANIZACIÓN

      MIS SALUDOS A LOS AFILIADOS Y AFILIADAS DE CGT

      SALUD

      Responder este mensaje

      • > > > > > > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 30 de mayo de 2009 20:10 / por Funcionario Insurgente González
        Ya, ya sabemos que en CC.OO. admitís cualquier cosa, y no me refiero a militantes de una u otra condición -que también- sino a vuestros dirigentes, esos sí que son acaparadores, sectarios, burocratizados, vendidos y deshonestos como pocos. Por supuesto que en CC.OO no se debate sobre si polis sí o polis no. En CC.OO. no se debate nada, sólo se promueve la obediencia. Así que ya sabes por dónde puedes meterte eso de sindicalismo "de clase y reivindicativo" ¿A quién quieres engañar, Juan Nadie?

        Responder este mensaje

        • > ¿POR QUÉ POLIS NO? PUES POR ESTO: / 5 de junio de 2009 18:22 / por Anarkirias de Tartessos

          Vejado en una comisaría “para aprender a denunciar a la policía”

          SEVILLA // DENUNCIAN ABUSOS POR PARTE DE LAS PATRULLAS POLICIALES QUE VACÍAN POR LAS NOCHES LAS CALLES / Marta G. Franco Redacción Sevilla / 4 de junio de 2009 /

          Investigan a agentes de la Policía Nacional de Sevilla por detener ilegalmente, humillar y golpear en una comisaría a un joven que había ido a denunciar el trato vejatorio sufrido a mano de policías locales. El pasado 19 de abril, Héctor estuvo, como varios cientos de personas más, en un concierto organizado por el Ayuntamiento de Sevilla en la Alameda de Hércules. Cuando el evento terminó, un grupo de policías locales decidió disolver al público. Según relata el propio Héctor, se sintió (...)

          Mas información en www.diagonalperiódico.net

          Responder este mensaje

    • > > > > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 27 de julio de 2009 00:45 / por JUAN NADIE

      Polis si polis no es un debate de sectarios, te pongas como te pongas.

      No os veo muy movilizados con la crisis que está cayendo, a ver donde está los pueretas de la vanguardia obrera que no afilian policias. pUES MIRA TE LO DIGO YA QUE EMPIEZO A CONOCEROS: NI ESTAIS, NI SE OS ESPERA

      ...eso sí, mucho bla bla bla de CCOO....

      aaaaahh y seguimos Poli sí...Poli no.......................

      .ANARCOPARALISIS????

      Responder este mensaje

      • > Para Juan Nadie. / 7 de agosto de 2009 18:26 / por Funcionario Insurgente J.J.

        BRUTALIDAD DE LA POLICÍA MUNICIPAL EN MADRID.

        La Autoridad califica de "mierda" los libros de unos vendedores ambulantes.

        “¡Vamos, fuera de aquí, siempre con la calle llena de mierda. Si mañana os vuelvo a ver, me lo llevo todo!”

        Mientras vociferaba, aquel tipo la emprendía a patadas despectivas con las mantas que servían de de tenderete a los vendedores ambulantes, y lo que él calificaba de “mierda” eran… libros.

        La escena se produjo una tarde de agosto en que paseaba por la madrileña Glorieta de Carlos V (Atocha) Miraba los ejemplares expuestos en el suelo cuando el estridente frenazo de una furgoneta blanca nos alarmó tanto a vendedores como a clientes. Dos individuos bajaron de aquel vehículo sin ningún distintivo policial y comenzó el numerito. Ambos iban vestidos de paisano, pero su aspecto era el típico de los paramilitares de alguna república bananera: gafas oscuras, pantalones estilo camuflaje
         supongo que por la cercanía del Jardín Botánico- camisetas apretadas para marcar músculo, riñonera en la que llevaban la pistola y pelo casi rapado, es decir, auténtica estética de despreciables chulos.

        Cuando pedí una explicación por aquel comportamiento, mientras los vendedores recogían sus bártulos a toda prisa, como únicas respuestas sólo recibí un empujón, un irrespetuoso “lárgate” y un carterazo a cinco centímetros de la cara que me obligó a ver una placa: eran policías municipales.

        Responder este mensaje

    • > > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 11 de octubre de 2009 22:23 / por JUAN NADIE

      No me vegais con notas de prensa de intervenciones de policias abusivas y etc....es como si colocamos todas las agresiones sexuales y malos tratos y lo dividimos por sectores o profesiones, cuantos albañiles y mecanicos nos saldrán entonces agresores sexuales y maltratadores...les ponemos una cuota y si la superan no los afiliamos ???’ que infantilismo y que retorica pureta-sectaria. Leed este articulo de Él Pais y si quereis entramos en debate.

      Una huelga memorable ENRIC GONZÁLEZ 13/09/2009

      Reunir en una misma frase las palabras sindicato y huelga resulta, hoy en día, bastante excéntrico. Como aquí nos ocupamos de asuntos marginales, tal vez valga la pena recordar una historia sindical que hace casi exactamente 90 años, el 9 de septiembre de 1919, desembocó en una de las huelgas más memorables de todos los tiempos. Después de la Gran Guerra europea, los agentes de policía de Boston vivían en una situación cercana a la indigencia. Mientras los sindicatos florecían en Estados Unidos y las huelgas, o la simple amenaza de realizarlas, permitían (pese a la violencia ejercida por los grandes empresarios) mejorar el nivel general de los salarios, los policías bostonianos constituían un peculiar proletariado armado. Mantenían el sueldo de 1913, pese a que la inflación había subido casi el 80% en seis años. Cumplían jornadas de entre 60 y 70 horas semanales. Dormían la mayoría de las noches en comisaría, en condiciones higiénicas deplorables. Cada vez que un juzgado les convocaba para declarar, se les descontaban las horas del salario. Y tenían que pagar de su bolsillo los uniformes y las balas. El alza del precio del carbón alarmó definitivamente a los policías: ellos y sus familias estaban condenados a morirse de frío en invierno. Los agentes eligieron a un grupo de representantes para negociar un aumento de sueldo con el jefe de Policía, Edwin Upton Curtis. El Ayuntamiento, que era quien pagaba, se mostró receptivo. Pero Curtis, que antes había sido alcalde y aspiraba a hundir a su sucesor, se cerró en banda. No sólo eso: suspendió de empleo y sueldo a los representantes policiales. Ante esta situación, los agentes solicitaron su inclusión en la Federación Americana del Trabajo. El alcalde estaba a favor de la subida de sueldos. También lo estaban los magnates de Boston, la prensa y la mayor parte de los ciudadanos. Un comité municipal respaldó las reivindicaciones policiales. El acuerdo parecía hecho: se mejorarían los sueldos y las condiciones de trabajo, a cambio de que los policías renunciaran a sindicarse. El jefe Curtis, sin embargo, volvió a decir "no". Contaba con el apoyo encubierto del gobernador del Estado de Massachusetts, Calvin Coolidge, que esperaba sacar partido del conflicto. Sin otra opción, los agentes aprobaron ir a la huelga el 9 de septiembre. Miles de marineros, rufianes y personas presuntamente de bien aprovecharon la ausencia de la policía para violar, saquear e incendiar. Fue una noche terrible. Gran parte de la ciudad quedó destrozada. El gobernador Coolidge despidió al alcalde, tomó el mando y, en efecto, hizo carrera: llegó a ser presidente. Todos los policías huelguistas fueron despedidos y sustituidos por veteranos de la guerra. Pero la nueva policía contó, desde el principio, con lo que pedían los despedidos. Las huelgas, a veces, sirven para algo.

      Responder este mensaje

      • > > ¿POLIS,SÍ; O POLIS,NO? / 26 de noviembre de 2013 17:22 / por Yo
        Hola.Primero que nada creo que debo deciros que,por circunstancias de la vida, trabajo de policía local (no SOY policía local)en Valencia.A partir de ahí,se que ya no soy bien recibido y que no puedo pertenecer a la C.N.T ni a la C.G.T. Me gustaría deciros que os equivocáis cuando discrimináis a la gente no por lo que es sino por donde trabaja.He conocido gente que ,siendo trabajador de base,era mucho más represivo en su ámbito de influencia que lo puede ser un policía local(cualquier "encargadillo" de fábrica ejerce una presión negativa mucho mayor que un policía local) y cualquier trabajador de la Administración(local,autonómica o estatal) puede colaborar más con el Estado y obedecer más la voz de su amo.Yo soy un poco mayor y he de deciros que,junto a otros compañeros,intentamos difundir las ideas libertarias y formamos un Ateneo Libertario y una radio(Radio Libertaria) en el que cualquier persona tenía cabida,como no podía ser de otra forma por nuestras ideas ANARQUISTAS.Es más,vinieron en una ocasión un pequeño grupo de falangistas a exponer sus ideas en la radio que formamos y no tuvieron ninguna oposición por nuestra parte.Primero porqué no pensábamos que aquello fuese "nuestro" y segundo porqué sabíamos que los íbamos a rebatir con nuestras ideas que es lo que de verdad define a un anarquista.Pues bien, sigo siendo el mismo que entonces solo que ahora estoy más convencido de mis ideas. En fin,no quiero aburriros, pero creo que sabéis que a lo largo de la historia,han habido anarquistas como Kropotkin que no pertenecían precisamente a la clase trabajadora y anarquistas como Durruti que se han puesto al mando(militar) de una columna para aplastar al fascismo y que no son precisamente "sospechosos".Parece más que evidente que alguien que quiera desestabilizar vuestra organización,que es por lo único que entendería vuestras reticencias,no va a adentrarse en ella diciendo que es policia.Me gustaría saber si le preguntáis a los afiliados si creen en dios porque, si han habido traidores a lo largo de la historia,ha sido por motivos religiosos. Vuestra actitud no me parece "anarcosindicalista" y creo que no deberíais poder decidir quien puede afiliarse a la C.N.T y quien no porque no os pertenece y porqué en definitiva,con esa actitud, no diferís en nada con las personas contra las que estáis luchando. Por último deciros que por desgracia,el anarquismo no se puede permitir dejar escapar simpatizantes. Salud y suerte.

        Responder este mensaje

Esqueleto "AulaLibre 3.0" desarrollado para SPIP | Con   FIREFOX  nos veremos mejor ;-)
Creative Commons License Los contenidos de este sitio están bajo una licencia de Creative Commons.